Suscribirse a Noticias

Proyectos

Hoy ya es lunes 25 de enero y a las 7:30 horas nos hemos levantado, aunque algunos compaeros la verdad es que hemos dormido ms bien poco, nos hemos pasado gran parte de la noche hablando sobre el mismo tema, Hait. Despus de tomar el caf de la maana nos hemos reunido a las 9:00h. los integrantes del equipo de intervencin que est formado por cooperantes de las fundaciones Manuel Mejas, Juventud Unida en Sociedad y O.S.A.H ESPAOLA.



En esta reunin hemos llegado a la conclusin de que adems de contar con el diario del cooperante que estamos elaborando, tambin tenemos que realizar un informe diario, el cual recoja todo el trabajo que estamos realizando, los datos de primera mano que hemos recabado y a la vez d nuestra opinin ante la forma de actuacin frente a esta catstrofe, sobre todo en el nivel tercero que corresponde al desarrollo y a la reconstruccin.

Posteriormente nos desplazamos a Tamayo con el fin de encontrarnos con el Centro de Desarrollo Sostenible CEDESO, ya que all es donde cuenta con su sede nacional, le hemos donado un total de 250.000 pesos dominicanos que equivale alrededor de 5.000 euros, estos alimentos sern distribuidos maana mismo entre los damnificados en Kwadebouque a travs de los dispositivos con los que cuenta CEDESO en Hait.

En palabras de Beneco Enecia, Gerente de CEDESO ayudas como stas, rpidas y efectivas son las que posibilitan que ongs como CEDESO puedan trabajar directamente en tiempo y forma con los damnificados de esta catstrofe y ofrecer alivio a los que peor estn.

El reparto discrecional de las ayudas es una frmula poco factible, ya que conocemos desgraciadamente cules son las consecuencias directas de las mismas, reyertas, descontrol e incluso, en algunas ocasiones, hasta muertes; adems, tambin hay quien se beneficia de ellas en muchas ocasiones no son los que realmente estn en peor situacin, sino los ms fuertes o pcaros.

Despus de mantener la reunin con CEDESO nos desplazamos a Santo Domingo, donde maana vamos a celebrar varias reuniones con distintas ongs que estn trabajando sobre el terreno, a la vez que vamos a intentar ponernos en contacto con la delegacin de la AECID en Repblica Dominicana.

Actualizado (Lunes, 05 de Abril de 2010 10:43)

 


Ayer sbado 23 en la noche llegamos con las donaciones para el Centro de Acopio en Jiman con todas las ayudas que habamos adquirido en Santo Domingo, llegamos al Centro sobre las 10 de la noche y ayudamos a la descarga de la mercanca, aunque estbamos ya bastante cansados, pues en los ltimos das el promedio de horas que dedicamos a dormir son de 5 horas y el viaje haba sido muy pesado, pues aunque tan slo nos distanciaba unos 300 km., la velocidad de los vehculos fue realmente lenta, a unos 40 km. por hora, ya que la carga era muy pesada; el convoy estaba formado por una yipeta (4x4) cedida por nuestro voluntario Gregor, uno de los vehculos fnebres que iba cargado con los medicamentos con destino aCoix des Bouguets (kwadebouke) y dos camiones con la carga a donar. Haba poco personal por parte de Defensa Civil y el Centro de Operaciones de Emergencia, ya que a esa hora estaban descansando para poder afrontar otro duro da. Terminamos de descargar la mercanca sobre las 12 de la noche y posteriormente nos desplazamos a la vivienda cedida tambin por nuestro amigo Giovanni Romero, Subsecretario de la Direccin General de Mantenimiento e Infraestructura Escolar. La vivienda, una tpica casa de madera, que aunque para las nueve personas que formamos el equipo humano de intervencin era pequeita y careca de ducha, era muy coqueta y la verdad que no estbamos tampoco para pedir ms y de esta manera garantizbamos nuestra seguridad, ya que nos encontrbamos ya en zona de sesmos.









Nos hemos levantado muy temprano, unos vecinos muy agradables nos han trado caf para espabilarnos un poco, a las 9:00 ya estaba en nuestra cabaa Beneco Enecia (Gerente del Centro de Desarrollo Sostenible Cedeso) ONG que trabaja muy directamente con la poblacin vulnerable tanto de Terreno Dominicano como Haitiano, y a nuestro juicio, una de las personas con ms conocimiento en estos tipos de temas y sobre todo, serio y responsable.

En la reunin que celebramos en casa, nos comenta que la situacin est un poco ms controlada , ya las estructuras comienzan a responder, aunque con eso no hay que bajar la guardia, sino todo lo contrario , hay que abastecer de recursos a las estructuras sociales existentes para que en red puedan llegar a la mxima poblacin damnificada del pas haitiano, despus de facilitarnos bastante informacin, sobre todo, el trabajo que desarrolla desde la institucin que regenta, salimos con direccin a Hait. Dos de nuestros compaeros se tienen que vacunar, por lo que, antes de dirigirnos a la frontera pasamos por el Centro de Acopio en Jiman para proceder a sus vacunas y tratamiento, clera, malaria, ttanos.





Entramos en terreno haitiano, volvemos a ver con nuestros propios ojos esa miseria histrica en la que sobrevive este pueblo, la cual ha sido agravada por los terremotos, mucha, mucha gente sin lo ms importante, un hogar. A continuacin, pasamos por varias zonas locales, nos percatamos de la presencia de guardia nacional haitiana, la que no vimos en los anteriores das que estuvimos en el pas, nos alegramos, pues eso significaba que poco a poco se iba garantizando la seguridad en el pas.



Edificios desplomados ntegramente, con la curiosidad que la mayora que han sufrido los daos totales son edificios pblicos como escuelas, centro deportivos o simplemente edificios de gestin pblica, eso nos hace pensar qu tipo de material se emplea para la construccin de estos edificios, y si es que se construye con materiales ms econmicos que no garantizan su seguridad.



Llegamos al Centro de Cedeso en Kwadebouke, cuartel general estratgico de esta Institucin, desde donde su personal, un nutrido grupo de profesionales en la sanidad, mdicos, enfermeras, etc., nos explican de primera mano sus actuaciones desde el da despus del terremoto. Un trabajo, desde luego, increble. Se palpaba, adems, una solidaridad y un buen ambiente, que aunque estbamos nerviosos por lo que habamos visto antes, nos trasladaba una tranquilidad inexplicable.


Le donamos medicamentos, sobre todo, medicamentos para tratar diarreas e infecciones, tambin analgsicos y otros, valorados en 20.000 euros aprox. Este material lo acogen con gran alegra, ya que nos comentan que el problema no ha pasado, que han tratado muchos pacientes, pero que los tratamientos tendrn que ser largos y costosos si no encuentran el material necesario.



Desde este punto nos damos cuenta que el trabajo personal que estn realizando es realmente el apropiado para esta situacin, pues aunque en la calle an se respira inseguridad y sigue habiendo altercados, Cedeso realiza un trabajo personalizado independiente por familia y de esa forma se garantiza que los beneficiarios son realmente damnificados y no personas que se aprovechan de la situacin para contar con alguna ayuda, pero tenemos que tener en cuenta que de los nueve millones de habitantes de Hait el 50% sobrevive con menos de un dlar diario, as que en este momento, aunque a una persona no se le haya cado una casa, puede ser que no la tenga e incluso no tenga ni cmo alimentar a su familia.

Es con todo esto por lo que nos comentan que la premura a la hora de contar con recursos para estas redes sociales es realmente urgentsima, pues cuanta ms ayuda ams personas pueden llegar, pero tambin nos transmiten el temor, que tambin tenemos nosotros, que pase unos das y el mundo se olvide de Hait.

Animados por la transparencia y la calidad del trabajo que realizan, nos comprometemos a hacerles una donacin de 250.000,00 pesos dominicanos (unos 5.000 euros aprox.) para alimentos y el transporte de los mismos. Maana lunes, aunque es fiesta, vamos a comprar los alimentos en los almacenes de Barahona, segn la relacin de necesidades que nos haga llegar Cedeso.



A la vuelta de Hait a Jiman, donde ya nos hemos establecido, se nos ha cado el alma al suelo, pues aunque estamos prevenidos sobre el tema y somos conscientes de la situacin, no somos de piedra, en el momento que Antonio se baja del vehculo para hacer una llamada y hablar con los mayores del baile para agradecerles la solidaria colaboracin que estamos recibiendo de ellos, se nos acerca un grupo de nios, se les ve de lejos sucios y muy mal vestidos. Susana y Gregor les dan galletas y todos los alimentos que llevamos en los vehculos, ya que comemos normalmente en el camino cualquier cosa paraaprovechar el tiempo. Uno de los nios se nos acerca y se pone a llorar, no tiene ms de 6 aos, nos dice en criollo, que tanto su padre como su madre han fallecido y que est solo, nosotros no sabemos a dnde mirar, pues aunque luchamos para que exista una estructura de Estado que garantice la custodia de estos menores y no estamos de acuerdo con las adopciones ilegales que se producen, se nos cae el alma al suelo, no sabemos qu hacer, si lo metemos en nuestros vehculos estamos infringiendo la ley y cometiendo un delito, pero no lo podemos dejar solo; lo grabamos, le damos ropa y salimos de la frontera sin hablar, sin mirarnos, quizs porque nos daba una vergenza incontable simplemente de mirarnos a la cara. Tenemos la suerte de coincidir con Beneco Enecia de Cedeso en la estacin de combustible (La bomba), le explicamos el caso, y nos dice que es lo que tenamos que hacer, pero que le enseemos la foto, que l va a trabajar en localizar al menor y estudiar su situacin y trasladar este tema a las ONGs que estn trabajando sobre este tema, eso nos tranquiliza un poco, pero maana vamos a ir a ver si al menos lo vemos y sabemos algo de l.



Bueno, aqui son las 10 de la noche, llevamos unos das muy ajetreados, pero estamos muy contentos, pues estamos conociendo muchas entidades que estn trabajando aqui, y partes, incluso de la estructura del estado, que nos puede ayudar a nosotros y otras instituciones a poder colaborar tambin en la reconstruccin y ayuda al pas haitiano.

Actualizado (Miércoles, 05 de Mayo de 2010 11:03)

 
Más artículos...

Elegir Idioma
English French German Spanish
Encuestas Aytos
Crees que los Aytos deben apoyar a las ONGs?